Monumento a la Revolución Húngara de 1956

Település:
Madrid, Spanyolország
Cím:
Madrid, 28022, Calle Sofía, 201
Állította:
la Embajada de Hungría en Madrid con el visto bueno del Ayuntamiento de Madrid, 2016
"Nem múlnak ők el, kik szívünkben élnek, Hiába szállnak árnyak, álmok, évek."
Juhász Gyula

Az emlékmű története

Al final de la Segunda Guerra Mundial en 1944/1945 las tropas soviéticas invadieron Hungría. El Partido Comunista de Hungría, gozando del apoyo de Moscú, se convirtió en un nuevo factor importante del poder. Los políticos prominentes del partido dirigidos por Mátyás Rákosi, se hicieron paulatinamente con la dirección del país durante los años siguientes. A los que tenían una opinión distinta los encarcelaron y/o los ejecutaron. Los más “afortunados” pudieron huir hacia el occidente. Tras la muerte de Stalin los dirigentes de Moscú nombraron a Imre Nagy como primer ministro de Hungría. Nagy atenuaba los excesos de la dictadura comunista y en 1955 Rákosi y la ejecutiva del partido comunista, con el visto bueno de Moscú, le relevaron de su cargo. Unos meses antes de la revolución Rákosi fue sustituido por su socio de antaño Ernő Gerő, dirigente de la cúpula del partido. 

Los estudiantes de la universidad de Szeged refundaron el 16 de octubre de 1956 la Federación de Asociaciones de Universitarios y Estudiantes de Escuelas Superiores de Hungría (MEFESZ). En su asamblea del 20 de octubre de 1956 se formularon exigencias políticas también contra la dictadura comunista.

El 22 de octubre de 1956, en respuesta a los cambios de Polonia entre otros acontecimientos, celebraron una asamblea en la Universidad Politécnica de Budapest (Műszaki Egyetem). Se unieron a MEFESZ y resumieron en 16 puntos sus deseos. Exigieron también la retirada de las tropas soviéticas de Hungría, así como organizaron una manifestación para el día siguiente.

En un primer término el poder comunista prohibió la demostración prevista para la tarde del 23 de octubre de 1956, pero cuando vieron que eran incapaces de impedirlo, la autorizaron. En las calles de Debrecen y Budapest empezaron las manifestaciones. Universitarios, estudiantes y jóvenes obreros recorrieron las calles para expresar su solidaridad con los cambios acaecidos en Polonia y exigir pacíficamente la democratización del sistema político de Hungría, así como la retirada de las tropas soviéticas.  

A primera hora de la noche los manifestantes en Budapest fueron dividiéndose poco a poco. Una parte de ellos derribó el monumento de Stalin, considerado el símbolo del sistema comunista de Hungría; otros se acercaron al edificio de la Radio Húngara y exigieron la lectura por la emisora de las exigencias formuladas por los estudiantes. Mientras tanto muchos de ellos permanecieron en la Plaza Kossuth delante del Parlamento y querían escuchar a Imre Nagy, el que fuera el primer ministro entre 1953-1955, cesado y readmitido de nuevo en el Partido Obrero Húngaro (partido comunista) sólo una semana antes de la revolución.

El poder comunista tildó a los manifestantes de fascistas y respondió con la fuerza a sus peticiones. Tanto cerca de la Radio Húngara como en Debrecen hubo víctimas y a continuación, intervinieron también las tropas soviéticas. Los manifestantes armados ocuparon temporalmente la Radio Húngara. La demostración primero se convirtió en un levantamiento y luego en una lucha por la libertad.

El 24 de octubre de 1956, aunque Imre Nagy se convirtiera de nuevo en el primer ministro, imperaba la ley marcial. Los jóvenes instalaron centros de asentamientos en la capital (Pasaje Corvin, Plaza Széna, Rotonda de Móricz Zsigmond, Calle Tűzoltó). Respondieron combatiendo en inferioridad manifiesta contra los tanques acorazados soviéticos y contra la policía secreta de Hungría (ÁVH).

 

El 25 de octubre de 1956, miles de personas volvieron a protestar en la Plaza Kossuth. Los acorazados soviéticos abrieron fuego contra ellos. Cientos resultaron heridos y al menos setenta personas perdieron la vida. Según algunas hipótesis, las tropas húngaras fueron los primeros en disparar contra los soldados soviéticos que confraternizaban con los manifestantes. La policía secreta húngara (ÁVH) y los soldados húngaros dispararon contra la multitud revolucionaria en varios asentamientos (el 26 de octubre de 1956 en Mosonmagyaróvár, el 27 de octubre de 1956 en Tiszakécske).

Las manifestaciones continuaron en todo el país en los días siguientes. Las estrellas rojas, símbolos del régimen comunista soviético, fueron destrozadas y varios monumentos soviéticos locales fueron derribados. Se formaron consejos de trabajadores y comités nacionales, que poco a poco asumieron la dirección de los municipios en el lugar de las organizaciones comunistas locales.

El día 28 de octubre de 1956, el Primer Ministro Imre Nagy calificó los hechos de movimiento democrático nacional. Reconoció la formación de organizaciones revolucionarias locales. Anunció una amnistía para los insurgentes y apoyó la retirada de las tropas soviéticas de Budapest. Por iniciativa suya, los insurgentes, con la participación de la policía y del ejército, formaron guardias nacionales en todo el país, que principalmente velaban por la seguridad pública.

El 30 de octubre de 1956, el Gobierno de Imre Nagy se reestructuró en coalición con la reorganización de los partidos. El mismo día, la Casa del Partido Comunista en la Plaza de la República de Budapest fue asediada por los insurgentes. Los ex agentes de Seguridad del Estado armados y destinados allí, dispararon contra los manifestantes desarmados. En circunstancias hasta hoy no aclaradas, durante o después del asedio, varios milicianos y el secretario del comité del partido perdieron sus vidas.

El 31 de octubre de 1956, la dirección del Partido Comunista de la Unión Soviética decidió lanzar otra intervención armada.

El 1 de noviembre de 1956, ante la noticia de la llegada de nuevas fuerzas soviéticas, Imre Nagy declaró la neutralidad de Hungría y la retirada del país del Pacto de Varsovia. Al mismo tiempo, el Primer Secretario del Partido Comunista, que continuó operando con el nuevo nombre de Partido Socialista Obrero Húngaro (MSZMP), János Kádár y el Ministro del Interior, Ferenc Münnich, fueron trasladados a la Unión Soviética.

En la madrugada del 4 de noviembre de 1956, las tropas soviéticas lanzaron otro ataque. Imre Nagy y sus compañeros huyeron a la Embajada de Yugoslavia. El Gobierno de Kádár, respaldado por los soviéticos, anunció la toma del poder. La lucha armada desesperada duró días en algunos lugares hasta finales de diciembre. La huelga y la resistencia continuaron, pero no pudieron evitar la consolidación.

Los jóvenes armados sacrificaron sus vidas por el ideal de una Hungría libre e independiente.  Aunque después del 4 de noviembre de 1956 la superioridad de la fuerza soviética venció su resistencia y abatió a los revolucionarios con encarcelamientos y ejecuciones, su espíritu renació durante los cambios de 1989, asentando así las bases de una nueva Hungría.

Al final de la Segunda Guerra Mundial en 1944/1945 las tropas soviéticas invadieron Hungría. El Partido Comunista de Hungría, gozando del apoyo de Moscú, se convirtió en un nuevo factor importante del poder. Los políticos prominentes del partido dirigidos por Mátyás Rákosi, se hicieron paulatinamente con la dirección del país durante los años siguientes. A los que tenían una opinión distinta los encarcelaron y/o los ejecutaron. Los más “afortunados” pudieron huir hacia el occidente. Tras la muerte de Stalin los dirigentes de Moscú nombraron a Imre Nagy como primer ministro de Hungría. Nagy atenuaba los excesos de la dictadura comunista y en 1955 Rákosi y la ejecutiva del partido comunista, con el visto bueno de Moscú, le relevaron de su cargo. Unos meses antes de la revolución Rákosi fue sustituido por su socio de antaño Ernő Gerő, dirigente de la cúpula del partido. 

Los estudiantes de la universidad de Szeged refundaron el 16 de octubre de 1956 la Federación de Asociaciones de Universitarios y Estudiantes de Escuelas Superiores de Hungría (MEFESZ). En su asamblea del 20 de octubre de 1956 se formularon exigencias políticas también contra la dictadura comunista.

El 22 de octubre de 1956, en respuesta a los cambios de Polonia entre otros acontecimientos, celebraron una asamblea en la Universidad Politécnica de Budapest (Műszaki Egyetem). Se unieron a MEFESZ y resumieron en 16 puntos sus deseos. Exigieron también la retirada de las tropas soviéticas de Hungría, así como organizaron una manifestación para el día siguiente.

En un primer término el poder comunista prohibió la demostración prevista para la tarde del 23 de octubre de 1956, pero cuando vieron que eran incapaces de impedirlo, la autorizaron. En las calles de Debrecen y Budapest empezaron las manifestaciones. Universitarios, estudiantes y jóvenes obreros recorrieron las calles para expresar su solidaridad con los cambios acaecidos en Polonia y exigir pacíficamente la democratización del sistema político de Hungría, así como la retirada de las tropas soviéticas.  

A primera hora de la noche los manifestantes en Budapest fueron dividiéndose poco a poco. Una parte de ellos derribó el monumento de Stalin, considerado el símbolo del sistema comunista de Hungría; otros se acercaron al edificio de la Radio Húngara y exigieron la lectura por la emisora de las exigencias formuladas por los estudiantes. Mientras tanto muchos de ellos permanecieron en la Plaza Kossuth delante del Parlamento y querían escuchar a Imre Nagy, el que fuera el primer ministro entre 1953-1955, cesado y readmitido de nuevo en el Partido Obrero Húngaro (partido comunista) sólo una semana antes de la revolución.

El poder comunista tildó a los manifestantes de fascistas y respondió con la fuerza a sus peticiones. Tanto cerca de la Radio Húngara como en Debrecen hubo víctimas y a continuación, intervinieron también las tropas soviéticas. Los manifestantes armados ocuparon temporalmente la Radio Húngara. La demostración primero se convirtió en un levantamiento y luego en una lucha por la libertad.

El 24 de octubre de 1956, aunque Imre Nagy se convirtiera de nuevo en el primer ministro, imperaba la ley marcial. Los jóvenes instalaron centros de asentamientos en la capital (Pasaje Corvin, Plaza Széna, Rotonda de Móricz Zsigmond, Calle Tűzoltó). Respondieron combatiendo en inferioridad manifiesta contra los tanques acorazados soviéticos y contra la policía secreta de Hungría (ÁVH).

 

El 25 de octubre de 1956, miles de personas volvieron a protestar en la Plaza Kossuth. Los acorazados soviéticos abrieron fuego contra ellos. Cientos resultaron heridos y al menos setenta personas perdieron la vida. Según algunas hipótesis, las tropas húngaras fueron los primeros en disparar contra los soldados soviéticos que confraternizaban con los manifestantes. La policía secreta húngara (ÁVH) y los soldados húngaros dispararon contra la multitud revolucionaria en varios asentamientos (el 26 de octubre de 1956 en Mosonmagyaróvár, el 27 de octubre de 1956 en Tiszakécske).

Las manifestaciones continuaron en todo el país en los días siguientes. Las estrellas rojas, símbolos del régimen comunista soviético, fueron destrozadas y varios monumentos soviéticos locales fueron derribados. Se formaron consejos de trabajadores y comités nacionales, que poco a poco asumieron la dirección de los municipios en el lugar de las organizaciones comunistas locales.

El día 28 de octubre de 1956, el Primer Ministro Imre Nagy calificó los hechos de movimiento democrático nacional. Reconoció la formación de organizaciones revolucionarias locales. Anunció una amnistía para los insurgentes y apoyó la retirada de las tropas soviéticas de Budapest. Por iniciativa suya, los insurgentes, con la participación de la policía y del ejército, formaron guardias nacionales en todo el país, que principalmente velaban por la seguridad pública.

El 30 de octubre de 1956, el Gobierno de Imre Nagy se reestructuró en coalición con la reorganización de los partidos. El mismo día, la Casa del Partido Comunista en la Plaza de la República de Budapest fue asediada por los insurgentes. Los ex agentes de Seguridad del Estado armados y destinados allí, dispararon contra los manifestantes desarmados. En circunstancias hasta hoy no aclaradas, durante o después del asedio, varios milicianos y el secretario del comité del partido perdieron sus vidas.

El 31 de octubre de 1956, la dirección del Partido Comunista de la Unión Soviética decidió lanzar otra intervención armada.

El 1 de noviembre de 1956, ante la noticia de la llegada de nuevas fuerzas soviéticas, Imre Nagy declaró la neutralidad de Hungría y la retirada del país del Pacto de Varsovia. Al mismo tiempo, el Primer Secretario del Partido Comunista, que continuó operando con el nuevo nombre de Partido Socialista Obrero Húngaro (MSZMP), János Kádár y el Ministro del Interior, Ferenc Münnich, fueron trasladados a la Unión Soviética.

En la madrugada del 4 de noviembre de 1956, las tropas soviéticas lanzaron otro ataque. Imre Nagy y sus compañeros huyeron a la Embajada de Yugoslavia. El Gobierno de Kádár, respaldado por los soviéticos, anunció la toma del poder. La lucha armada desesperada duró días en algunos lugares hasta finales de diciembre. La huelga y la resistencia continuaron, pero no pudieron evitar la consolidación.

Los jóvenes armados sacrificaron sus vidas por el ideal de una Hungría libre e independiente.  Aunque después del 4 de noviembre de 1956 la superioridad de la fuerza soviética venció su resistencia y abatió a los revolucionarios con encarcelamientos y ejecuciones, su espíritu renació durante los cambios de 1989, asentando así las bases de una nueva Hungría.

Égő gyertyák (0)
Kialudt gyertyák (26)
Jelenleg egyetlen gyertya sem ég
László Mika, 2021.10.25 10 hónapja
László Mika
László Mika
Gyújtotta László Mika
Szécsiné Orosz Krisztina, 2021.10.25 10 hónapja
Szécsiné Orosz Krisztina
Szécsiné Orosz Krisztina
Gyújtotta Szécsiné Orosz Krisztina
Pásztor István , 2021.10.25 10 hónapja
Pásztor István
Pásztor István
Gyújtotta Pásztor István
Tisztelet a Hősöknek!!
Németh Béla, 2021.10.25 10 hónapja
Németh Béla
Németh Béla
Gyújtotta Németh Béla
Tisztelet és Köszönet a Hősöknek
Szécsi Alex, 2021.10.25 10 hónapja
Szécsi Alex
Szécsi Alex
Gyújtotta Szécsi Alex
Judit, 2021.10.25 10 hónapja
Judit
Judit
Gyújtotta Judit